La persecución de pobres en Vallecas. Otra carta al concejal Paco Pérez

septiembre 5, 2016 por ganemosmadmovimiento

Estimado concejal de Vallecas, Paco Pérez:

Ha causado bastante polémica en el barrio tu artículo de El Mundo. Quería también darte mi opinión porque soy directamente afectado del tema de la venta ambulante en Vallecas, porque soy del barrio, porque he vivido varios años en Monte Igueldo (mi balcón daba a 5 metros de la calle), y porque comparto piso con dos amigos manteros que no podían pagar el alquiler si no vendían lo suficiente.

          Cualquiera que haya pasado por Vallecas -y por muchos otros barrios de Madrid- sabe que en los últimos años se ve más gente en la calle buscándose la vida, a menudo gente visiblemente pobre. Esta mayor visibilidad de la pobreza tiene una causa muy clara: vivimos en el distrito con más desempleo de Madrid, en la capital del país con más desempleo de Europa -junto con Grecia-, en el octavo país con más paro DEL MUNDO, tras la crisis más brutal de las últimas décadas. Entonces, para quien no se haya enterado, estamos en un lugar pobre. Algo que, como bien sabes, Paco, no es nuevo en este barrio, y digo yo que algo tendrá que hacer la gente para buscarse la vida. Porque en una entrevista de trabajo normal se presentan 50 personas y 49 se quedan fuera, como sabe cualquier vallecano. Y la mayoría de la gente de este barrio y de esta ciudad no se va a ir a un “Vivero” de Madrid Emprende a montar una Start up.

           Como toda la vida, lo que hace mucha de la gente hiper-precaria es irse a la economía informal, aquí y en Pekín, como te ha recordado el comunicado de La Villana. Y en Vallecas lo que vemos es que se venden baratijas en la calle, cosas de segunda, tercera y cuarta mano, la gran mayoría de muy poco valor y, en general, sin propiedad intelectual, como te ha señalado Mario Espinoza. Y lógicamente, la gente busca los lugares concurridos, en este caso la calle Monte Igueldo y el Bulevar, donde en la inmensa mayoría de ocasiones, todo está tranquilo: la gente mira, habla, regatea y los manteros se respetan entre sí. Bastantes pocos conflictos hay para la situación de marginalidad que afronta tanta gente del barrio: ¡compara sino con lo que fueron los ochenta!

gorbea_mercadillo-644x362

La economía informal en el bulevar (foto)

          Frente a todo ello, lo que ha hecho en los últimos años el Ayuntamiento de Madrid, y el PP de Vallecas con Eva Durán de concejala, es malgastar buena parte de nuestros impuestos en poner más Policía (parches que no sirven para nada) quienes crean el desorden del orden público cuando irrumpen. Durante estos años de grave crisis, yo personalmente he tenido que soportar desde el balcón el penoso espectáculo de las persecuciones de pobres, donde la Policía consigue agarrar a unos pocos vendedores, les multan, les quitan el carro o la manta con las cuatro baratijas que intentaban vender, para después tirarlo a la basura. Todo ello ante la frustración de los manteros que lógicamente se desesperan por no tener otra alternativa para vivir -cuando no se llevan alguna hostia o les detienen-. Mientras la Policía ocupa el espacio público -obstaculizando el tráfico, por cierto- la calle se mantiene durante un rato vacía. En cuanto la Policía se va, los manteros vuelven a aparecer, porque para conseguir ganar 10 eurillos hay que arriesgarse a ponerse en una calle concurrida, y así una y otra vez, la pescadilla que se muerde la cola.

2013-10-23 Vallecas persecución Ec informal

La persecución de pobres. La Policía multa, y los servicios de limpieza se llevan las baratijas (foto propia, oct. 2013)

       Por otro lado, cualquiera que pase por Monte Igueldo verá también que “las mantas y mantones” -como despectivamente escribes- están realmente llenas de compradores y curiosos, y eso es porque realmente hay muchas cosas baratas que hacen un apaño a muchas de las familias pobres del barrio: un juguetito para la niña, un cargador de móvil, un librito, unos zapatos en buen estado, algún cachivache útil o algún caprichito inútil pero barato. Por todo ello, deducirás que la venta ambulante prácticamente no compite con ningún comercio establecido. Entonces, es una enorme metedura de pata poner el foco del problema en el enfrentamiento entre pequeños comerciantes y la economía informal, entre los penúltimos y los últimos.

         Más grave es tu metedura de pata, Paco, si además de enfrentar a quien vende en la calle con quien vende en una tienda, insinúas que quien vende en la tienda son más “de aquí” que los que venden en la calle, que serían ciudadanos de segunda con menos derecho a usar la calle. Tú, Paco, siendo de Vallecas de toda la vida, es realmente sorprendente que digas que el comercio “al por menor” pertenece a una “cultura milenaria” de gente de “origen latino”. Incluso un diario tan clasista y racista como el ABC, para escribir una mierda de artículo sobre el Bulevar dice, más fidedignamente que tú, que los manteros “son españoles, suramericanos, subsaharianos y del Este de Europa”. Algo que sabe cualquiera del barrio. Y sabrás, porque lo habrás visto desde pequeño y porque lo sabe todo el barrio, que en Vallecas la venta en la calle nunca ha dejado de existir. Especialmente la calle Monte Igueldo es la calle comercial de Vallecas desde que Vallecas era un arrabal, hecho de inmigrantes de toda la Península.

mirada20alfonso20vallecas

La venta ambulante en Monte Igueldo esquina Albufera (años 20), antes de que llegaran “culturas milenarias” a Vallecas

      Quienes venden en el Bulevar son vallecanas latinas, vallecanos andaluces, vallecanos gitanos, vallecanas castellanas, vallecanos ucranianos. ¿Y bien? ¿Y qué más nos da de dónde sean para el tema que nos preocupa? El problema no es dónde nacieron, porque la gente que vende en la calle no lo hace por “su origen” o “su cultura”, igual que los inmigrantes castellanos no vivían en chabolas en El Pozo porque fueran “castellanos”. Venden en la calle porque son pobres, y para el caso nos da igual si son pobres chinos, de Extremadura o de Carabanchel. A alguna gente que se queja, habría que decirle que si les molesta ver pobres por la calle en Vallecas, que se muden al barrio de Salamanca (si es que se lo pueden permitir), porque si no se lo pueden permitir, que se enteren de una vez que no son de clase media, y que actúen solidariamente con su propia gente, la de su barrio. Es como si yo cuando voy junto con 80 personas apelotonado en el bus sustitutorio de la L1, y alguien que va con prisa me pisa un pie, le recriminara que la culpa es suya por intentar subirse al autobús. NO. El problema es ver cómo nos peleamos con Cifuentes para no tener que transportarnos como ganado en el metro y en el bus. Pero mientras lo peleamos con los de arriba, yo no quiero cerrarle la puerta del autobús a nadie sólo porque haya tenido la suerte de subirme en la parada anterior.

       Yo, como votante de Ahora Madrid y votante en las primarias -en las que te votaron mis compañeros de piso, que simpatizan con Podemos, no como yo, que soy más de Ganemos- pensaba que con el Ayuntamiento “del Cambio”, la persecución de pobres en Vallecas también iba a “cambiar”. Pero cuando dices, primero, que “hay que dialogar”, pero después y con mucha más contundencia, que no cabe ninguna “tolerancia municipal” para “cumplir la Ley”, sabemos que estás marcando paquete para avisar que la Policía va a quitar a los pobres de la calle cuando tú decidas que hay que quitarlos (exactamente igual que con el PP). A los vallecanos no nos trates como tontos, porque conocemos la calle y sabemos muy bien que, en la calle, la Policía Municipal “cumple la Ley” cuando se les ordena y donde se les ordena, “tolera” los bares que quiere tolerar y otros no, controla algunos botellones y otros no, persigue las actividades irregulares unos días sí y otros no, aplican los puntos de las ordenanzas a veces sí y a veces no, cuando no se saltan su propia Ley y aquí no pasa nada. Guardad a la Policía para lo estrictamente necesario, por favor. Coméntaselo también a tu colega Barbero, el concejal de Seguridad.

       Pero sí, es cierto: en Vallecas ahora se ve más venta en la calle, lógicamente porque el paro es brutal, y no hay políticas sociales compensatorias. La cantidad de gente vendiendo en la calle no depende de que pongas más o menos Policía, sino de la cantidad de gente que está expulsada del mercado laboral y de las dificultades para ganarse la vida dignamente. Entonces, para ir a las causas hay qué ver qué hacemos con el barrio más pobre de Madrid, y los pobres no necesitan más Policía encima, como dice Samba Diallo. Como todos, necesitamos que nuestro Ayuntamiento se moje de verdad en que se cumpla el derecho a la vivienda (negociando EN SERIO con los bancos para acceder a alguna de las más de 150.000 casas vacías en Madrid capital), el acceso a los suministros básicos y a una renta mínima como la del Ayuntamiento de la Coruña (como te ha recordado tu colega Carmona). Quizás entonces haya menos y menos gente que tenga que sobrevivir vendiendo en la calle.

       ¿Y qué les decimos a los comerciantes y los vecinos que se quejan de la venta en la calle? Hay que decirles que la venta ambulante no les hace la competencia, que la solución no es la Policía, sino que tenemos que atacar las causas que hacen que NUESTRO barrio haya tanta gente tan precaria. De acuerdo, podrán abrirse diálogos y regularse espacios de venta callejera, pero eso no es suficiente. Y que mientras resolvemos la miseria del barrio, que tendrán que tener un poco de paciencia y un poco de empatía con quienes no tienen alternativa. Que los que sí les hacen daño realmente son las grandes superficies y la liberalización de horarios de Aguirre, como de hecho mencionas en tu artículo pero que por desgracia no desarrollas. Que vamos a montar un buen pollo, con el apoyo de nuestro Ayuntamiento, contra el Corte Inglés, el Carrefour y el Mercadona, contra la política de desregulación de horarios, y dinos que lo harás con tanta valentía como cuando defendías a Tele-K.

       Quizás te parezca que estamos siendo muy exagerados con tu artículo, pero es que mucha gente estamos sensibles con el tema. Toda Europa se está derechizando, y al PPSOEC’s y a las élites lo que les interesa es llevarnos a una guerra entre pobres como está ocurriendo en el resto de Europa. Sólo nos faltaba que empiece a derechizarse la gente que está en Podemos y en Vallecas, a quienes con tanto esfuerzo os hemos puesto en las instituciones (no te has puesto tú solo porque eres muy espabilado, no lo olvides). En Vallecas no vamos a permitir discursos racistas ni segregadores de nadie. Coméntale también a Higueras (y su Dirección General de Comercio), así como a la señora alcadesa, que aguanten las presiones de los grandes lobbies, y ahí les apoyaremos. Que les votamos para que gobiernen para la mayoría, no para los de siempre. Para mandarnos a la Policía ya tuvimos al PP 24 años.

       Ya que gobernáis escuchando, de sabios es rectificar, Paco, porque sería muy feo que por tu articulillo te encontraras en actos públicos con gente que te increpe por racista, y ahí ya sería todo más complicado de arreglar. Nos dijiste en tu presentación que querías apoyo crítico, pues aquí lo tienes. Que no se te olvide en qué barrio vives y por quién deberías luchar. Vamos a ver si podemos volver a cantar aquello de con tu puedo, y mi quiero, vamos juntos compañero; vamos a ver si superamos la vieja dicotomía, la de la gente y la Policía.

Álvaro, Vecino de Vallecas

Calles de cristal, con gente de metal
pública y plural, donde pervivir es ganar,
la vieja dicotomía: la gente y la Policía.

Eso es Vallecas. (Patxi Andión)

 

Anuncios

Eventos próximos

Grupo de Movimiento Municipalista

Nos reunimos los martes a las 7.30
A %d blogueros les gusta esto: